jueves, 25 de septiembre de 2008

Avance del traje de noche eduardiano

Estas son las telas con las que estoy haciendo el vestido de noche eduardiano (o algo por el estilo XD), y una fotografía de como quedaron las tablas en la parte trasera, de las que estoy muy orgullosa ^^, cosidas a máquina y planchadas quedan mejor, pero esto sólo es un ejemplo ^^.





4 comentarios:

Carmen López y Martí dijo...

Me gustaron un horror esas telas. Y si, en efecto, esos pliegues posteriores tienen mucha vida :) Estoy deseando ver el traje completo y a tì luciéndolo. Te dejo aquì un beso enorme.

Carmen López y Martí

Irene Adler dijo...

Son unas telas preciosas, Lizz.

Lizz dijo...

Si la verdad es que sobre todo con el brocado sufrí un flechazo instántaneo. Mi idea era haber ideo de un tono más claro, amarillo a poder ser, pero la chica de la tienda me enseñó esa y no pude hacer más que caer XD. Desde entonces me tiene más que calada XDD. No saben las ganas que tengo de volver y comprar las telas para el traje de crinolina y el Impreio (aunque justo hoy mi madre me encontro una preciosa para el traje de noche ^^)!.

Besitos a ambas queridas!!!! Y de paso unos cuantos achuchones ^^.

Chu!

Carmen López y Martí dijo...

No sabes la suerte que tienes encontrando estas preciosidades a precios razonables. Yo aun estoy decidiéndome por la tela que quiero emplear para la falda y la blusa de los años 40. Aquí no estan fácil caer rendida ante una tela económica. Sin ir más lejos, a una manzana y media de donde vivo hay un par de tiendas de tela. "La Parisina" que son telas económicas, y "La Marquisse", que son telas suntuarias y para trajes de fiesta; por supuesto, ¡carísimas! No quiero gastarme más de 150 pesos -unos 15 dólares o 9 euros- en hacerme todo el ajuar de los años 40, así que acabaré en "La Parisina" comprando lo que más me llame la atención aunque no resulte muy de época -bueno, vi unos rayones con estampado hawaiano que, a lo mejor, me animo después de todo ;) sería bastante atrevido y también aproximado al gusto de dicho momento histórico-.

Un beso enorme para tí, Lizz y de nuevo felicidades por tu traje de noche eduardiano.